Imprimir

En caso de pinchazo

¡El pinchazo se produce siempre en el peor momento! Descubra nuestros consejos para solucionarlo.

El pinchazo constituye siempre un reto para el conductor. Nosotros le ofrecemos algunos consejos para ayudarle a resolver este problema:

  • tener siempre un par de guantes en el maletero.
  • Llevar también una bolsa grande de basura para meter la rueda pinchada, ¡sobre todo si esté manchada de barro!
  • Disponer de una tablilla para evitar que el gato (instrumento elevador) se hunda en el suelo del arcén si éste es demasiado blando.
  • Engrasar ligeramente los tornillos para facilitar el desmontaje de las tuercas.
  • No circular jamás demasiado rápido con la rueda de repuesto. No se puede inflar a la presión correcta, lo que reduce la estabilidad en carretera.
  • Asegúrese de apretar bien la rueda. Si no queda bien apretada, puede torcer los discos de freno y deteriorar el sistema de sujeción. ¡Un buen apriete garantiza además la facilidad de desmontaje!
  • Para un apriete uniforme y perfecto, se recomienda el uso de una llave dinamométrica. Esta herramienta permite dosificar la fuerza de apriete ejercida sobre las tuercas. Si no dispone de ella, acuda al distribuidor más cercano para una comprobación de las ruedas.
  • Después de la reparación y el montaje, solicite el equilibrado de la rueda.