Imprimir

Cuándo cambiar un neumático

La revisión periódica del desgaste de sus neumáticos le permite garantizar su seguridad en carretera. ¡Atención, no espere a tener un pinchazo para cambiar sus neumáticos!

Circular con neumáticos gastados sobre una carretera mojada incrementa la pérdida de adherencia, aumenta la distancia de frenado y el riesgo de aquaplaning.

¿Cómo comprobar periódicamente el desgaste de sus neumáticos?
Compruebe los testigos de desgaste situados en el centro de la banda de rodamiento (parte del neumático en contacto con el suelo). Cuando la altura de la goma del testigo de desgaste restante llegue al nivel de dicha marca, el neumático ha alcanzado el límite de desgaste legal de 1,6 mm.
Le recomendamos encarecidamente el cambio de sus neumáticos antes incluso de alcanzar este límite. 
Sobrepasado dicho límite, su seguridad está en peligro y, además, comete usted una infracción.

En algunos países que poseen una normativa de invierno específica, la altura mínima de los neumáticos de invierno puede ser diferente. Compruebe que cumple la normativa en vigor del país visitado.

No obstante, existen otros casos en que es necesaria la sustitución de los neumáticos e, incluso, obligatoria:

  • cuando, tras un pinchazo, el especialista detecta un deterioro.
  • Si el neumático no cumple las recomendaciones de equipamiento del vehículo: dimensión incorrecta, código de velocidad inferior al previsto por el fabricante, índice de carga inferior al previsto por el fabricante, categoría incorrecta (turismo/furgoneta).
  • Si presenta un desgaste localizado anómalo.
  • Si muestra signos de envejecimiento.
  • Si presenta cortes o deformaciones capaces de afectar a la seguridad.

En caso de duda, diríjase inmediatamente a su distribuidor KLEBER para solucionar el problema.