Elegir los neumáticos adecuados para cada estación

El montaje de un neumático en la rueda es un trabajo para los profesionales. No corras el riesgo de hacerlo por ti mismo. 

 

No montes ni desmontes el neumático de la llanta a menos que cuentes con la formación y el material adecuados. Deja esta tarea para los profesionales.

Tu distribuidor respetará las recomendaciones del fabricante con respecto a la elección de los neumáticos, observará previamente el aspecto exterior e interior de los neumáticos y seguirá los procedimientos de montaje y desmontaje.

 

Además, el distribuidor se encargará de realizar los siguientes servicios para garantizar tu seguridad y la duración de los neumáticos:

 

 

Equilibrado

Esta operación, que se debe realizar cada vez que se monta un neumático, elimina las vibraciones. De este modo, los neumáticos tardan más en desgastarse, al igual que los elementos de la suspensión, la dirección y el tren de conducción.

Ajuste de la alineación de las ruedas y la geometría

Si el distribuidor detecta un desgaste anómalo de los neumáticos antiguos, puede que te sugiera comprobar la alineación de las ruedas y la geometría. Este servicio adicional te permitirá evitar un desgaste irregular y anormalmente rápido de los neumáticos. 

Montaje de neumáticos nuevos o menos usados en la parte trasera

Si solo cambias dos de los cuatro neumáticos, tanto si tu vehículo tiene tracción trasera como delantera, te recomendamos que coloques los neumáticos más nuevos en el eje trasero. Esto te dará una mayor seguridad en caso de situaciones imprevistas o complicadas (frenado de emergencia, curvas cerradas, etc.), especialmente si la calzada está mojada. Numerosas pruebas han demostrado que es más fácil controlar las ruedas delanteras que las traseras.

Los neumáticos delanteros se suelen desgastar más rápido que los traseros, sobre todo en los vehículos con tracción delantera (que son la mayoría de los vehículos actuales). 

Cuando las condiciones meteorológicas son difíciles, es preferible contar con neumáticos de invierno en el coche. Cuando las temperaturas bajen de 7 °C, te recomendamos que montes cuatro neumáticos de invierno en el vehículo. 

Elegir neumáticos de invierno

Cuando las condiciones meteorológicas son difíciles, es preferible contar con neumáticos de invierno en el coche. 

Con temperaturas inferiores a 7 °C, monta cuatro neumáticos de invierno en el vehículo. Esta es la temperatura a partir de la cual la goma de los neumáticos de verano se endurece y empieza a perder agarre. Están destinados para todas las condiciones invernales: calzadas húmedas, empapadas, nevadas y heladas. La utilización de neumáticos de invierno es una cuestión de seguridad para ti y tus seres queridos. 

Con los neumáticos de invierno KLEBER, se reduce la distancia de frenado y se refuerza la seguridad. 
La banda de rodadura y la elevada proporción de goma natural de los neumáticos de invierno pueden reducir las distancias de frenado hasta en un 50 %. Un vehículo normal que circule a 50 km/h sobre nieve necesitará 48 metros para detenerse con neumáticos de verano, y tan solo 24 metros con neumáticos de invierno. Da que pensar. 

En contra de la creencia popular, los neumáticos de invierno no se desgastan más rápido que los de verano.

Se recomienda encarecidamente montar cuatro neumáticos de invierno. Con solo dos neumáticos de invierno, corres el riesgo de alterar tu estabilidad en la carretera en condiciones invernales. 

En algunos países europeos, los neumáticos de invierno son de uso obligatorio. Cuando vayas a viajar, asegúrate de cumplir la normativa local. 

Elegir neumáticos de verano

Una vez pasado el invierno, elige neumáticos de verano. 

Elige tus neumáticos con arreglo al Código de Circulación

El Código de Circulación incluye normas sobre neumáticos. 

 

Normas impuestas por el Código de Circulación

Es ilegal equipar vehículos de motor o sus remolques con neumáticos con un índice de capacidad de carga o un símbolo del índice de velocidad que sean inferiores a las capacidades máximas previstas por el fabricante del vehículo (artículo R59 del Código de Circulación, completado por el decreto de 24/10/1994). 

El Código de Circulación exige que los neumáticos montados en el mismo eje: 

• sean de la misma marca,

• tengan las mismas dimensiones, 

• sean de la misma categoría de uso (por ejemplo, carretera, nieve, todoterreno), 

• tengan la misma estructura (de capas cruzadas o radial),  

• tengan el mismo índice de velocidad (T, H, V, W, etc.), 

• tengan la misma capacidad de carga.  

¿Por qué es obligatorio respetar los índices de velocidad?         

Las dimensiones, el índice de velocidad y el índice de carga son determinados por el fabricante del vehículo (y aprobados por el fabricante de neumáticos) para proporcionar la máxima seguridad, calidad y comodidad de conducción. 

Estos datos forman parte integrante de las características del vehículo en su homologación por parte del servicio de inspección técnica de las autoridades gubernamentales. 

Por lo tanto, en el caso de los neumáticos de verano, el montaje de neumáticos de dimensiones, índice de velocidad o índice de carga diferentes es peligroso y constituye una infracción del Código de Circulación. Sin embargo, siempre es posible montar neumáticos con un índice de velocidad o de carga más elevado.  

En el caso de los neumáticos de invierno, se permite mayor libertad. Se pueden montar neumáticos con un índice de velocidad inferior al de los neumáticos originales. Pero en ese caso, la velocidad de circulación tendrá que adaptarse forzosamente a ese límite más bajo. Asimismo, se debe colocar una etiqueta de advertencia de esta velocidad inferior en el interior del vehículo, en un lugar que el conductor pueda ver con facilidad. 

Si deseas obtener más información, el apartado "Encuentra tus neumáticos" te indicará las posibilidades que KLEBER ofrece para tu vehículo, de conformidad con las disposiciones legales anteriormente descritas.